Uno de los desafíos a los que se enfrentan los políticos a la hora de planear una estrategia electoral es la correcta interpretación de datos. En épocas electorales el afluente de información que llega a manos de consultores, analistas políticos y jefes de campañas puede ser abrumador y en ocasiones perjudicial a la hora de pensar una correcta traducción de datos a la realidad.

Recibí nuestros artículos en tu email

Irrupción de las encuestas como herramienta central para delinear una campaña

La herramienta de la encuesta tuvo su boom hace algunos años con la entrada en escena del marketing político de la mano de “gurúes” como instrumento central de las campañas. Sin embargo, las consultoras han ido perdiendo prestigio en el último tiempo debido a pronósticos erróneos o a la filtración de quienes serían los dirigentes que aportan económicamente para favorecer ciertos resultados. Pero a pesar de los altibajos en el nivel de confianza en las encuestas de opinión, siguen siendo un insumo central para los consultores y analistas políticos para lograr interpretar de manera eficiente los resultados y configurar sus campañas.

¿Qué dicen las encuestas a un mes del inicio de las campañas?

A los fines de este artículo, se han consultado varios sondeos de opinión realizados a lo largo del mes de junio con el fin de sintetizar un posible escenario electoral de cara a las elecciones legislativas de este año. Algunos indicadores que se han tomado en cuenta tienen que ver con: la situación política actual del país, la imagen de los principales dirigentes políticos, y el humor social en general.

En cuanto al primer indicador analizado, la gestión del presidente Alberto Fernández, se puede observar que la percepción de los encuestados se mantiene dentro de valores similares entre los distintos sondeos consultados. En promedio la gestión tiene una aceptación del 38,5%, mientras que la gente que desaprueba ronda el 57,6%.

Por otro lado, se realizó una comparación entre cinco encuestas a nivel nacional, las cuales midieron la imagen personal del presidente y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En este sentido, Alberto Fernández logró promediar una imagen positiva del 37,4% y una imagen negativa del 55%. El estudio que mostró mayor aceptación entre los encuestados es el realizado por Acierto Consultora con un 43,8%. Mientras que el sondeo que mostró el nivel mayor de imagen negativa lo obtuvo Ricardo Rouvier & Asociados con un 59,3%.

Por su parte, Horacio Rodríguez Larreta promedió un 52% de imagen positiva y un 30,7% de imagen negativa. Quien mostró el porcentaje de mayor positividad y también el mayor nivel de imagen negativa fue la consultora Ricardo Rouvier & Asociados con 58,2% y 37,1% respectivamente.

Vale aclarar que, al preguntar sobre Rodríguez Larreta, un porcentaje importante de encuestados desconocen o eligen una respuesta neutral, la cual no influye ni en la opinión positiva ni negativa sobre el dirigente.

Respecto a los ex Presidentes, Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, obtuvieron los siguientes promedios al comparar cuatro estudios a nivel nacional.

La actual vicepresidenta promedió un 34,7% de imagen positiva y un 60 % de imagen negativa. La encuesta realizada por Zubán, Córdoba & Asociados registró el resultado de mayor aceptación, con 37,5%, mientras que la de Ricardo Rouvier & Asociados llegó a medir un 63,6% de imagen negativa.

Mauricio Macri se mantiene muy cerca de estos promedios: 34,1% de imagen positiva y 57,6% de imagen negativa. El estudio realizado por Acierto Consultora obtuvo 39,4% de positividad, y nuevamente Ricardo Rouvier & Asociados registró la mayor negatividad con 62,7%.

En el distrito de mayor relevancia electoral, el actual Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, es quien obtiene el promedio más bajo de positividad, con el 30% y un 56,8% de imagen negativa. Mientras que la ex Gobernadora, María Eugenia Vidal midió en promedio 46,3% de positividad y 40,3% de imagen negativa.

Otro de los indicadores que se repiten de manera constante en los estudios de opinión es la percepción sobre la situación actual del país. A los encuestados se les pide que enumeren los principales problemas que enfrenta el país a través de preguntas con respuestas múltiples y en ocasiones con preguntas abiertas.

En primer lugar tenemos al problema de la inflación como la respuesta que más se repite en los primeros lugares. La cuestión económica es lo que más le preocupa a los argentinos a nivel nacional. El desempleo ocupa el puesto número dos.

En tercer lugar se registra a la corrupción como problema a resolver en la Argentina y en cuarto lugar, la situación sanitaria resultante de la pandemia.

Varios de los sondeos tenidos en cuenta para este análisis agregaron una batería de preguntas sobre la gestión del gobierno nacional sobre la situación sanitaria, incluidas las medidas de restricción, el plan de vacunación y la aceptación de las vacunas.

Sobre este último tema, dos de los estudios han preguntado sobre la aceptación de las vacunas, obteniendo un promedio de más del 75% entre los encuestados que se pondrían la vacuna o ya han recibido por lo menos una dosis. Solo un pequeño porcentaje, cerca del 8% opta por no vacunarse.

La confianza en la gestión sobre la pandemia promedió 37,9% y 53,7% respondió tener poca o nula confianza.

Por último, promediando los datos obtenidos entre tres sondeos de opinión, se compararon los resultados obtenidos sobre la intención de voto para las elecciones legislativas. Los resultados fueron los siguientes: 48,8% votaría a candidatos de la oposición, 27,6% a candidatos oficialistas, y un 21% respondió no haber decidido su voto.

Al analizar estos últimos porcentajes resultantes del promedio de las encuestas realizadas por tres consultoras (Acierto Consulta, Ricardo Rouvier & Asociados y Zuban, Cordoba & Asociados), hay que tener en cuenta que dentro del 48,8% que votaría a la oposición se encuentra todo aquel que no sea oficialista. Juntos por el Cambio tiene, en promedio una intención de voto de aproximadamente del 30%, mientras que los restantes votarían por los partidos liberales, de izquierda u otros.

Se acercan las elecciones, pero con un número elevado de encuestados que se encuentran indecisos a la hora de votar (Acierto Consultora registró 34% de indecisos, Zuban, Córdoba y Asociados un 18,9% y Ricardo Rouvier y Asociados, un 10,3%), predecir un escenario electoral podría resultar un grave error. Para empezar a planificar una estrategia proselitista, podríamos afirmar que, en principio, la clave estaría en convencer a ese 21%, para lo cual resulta fundamental direccionar la campaña y las comunicaciones acorde a las necesidades de este segmento que puede resultar clave para definir los resultados electorales. Las elecciones están cada vez más cerca, pero todavía falta mucho para empezar la campaña.